RSS

domingo, 23 de octubre de 2011

Llorar...

Empecé a llorar,
y a llorar,
y a llorar,
y no podía parar,
el agua que caía de mis ojos me mataba,
me dolía.
Me llevé meses llorando,
estuve aproximadamente 3 o 4 meses
expulsando agua por mis ojos,
encerrada en mi habitación,
empapando mi almohada.
Cuando gasté el agua de mi cuerpo
empecé a llorar sangre,
sangre que llevaba tu nombre;
ya no podía ver tu foto encima de mi mesilla,
no podía ver dónde estaba,
no podía oler,
no podía escuchar,
no podía sentir nada más que pena,
que ya no podré verte más,
que me estoy muriendo...
Y desde que estoy muerta estoy más feliz,
porque te veo a todas horas,
te persigo,
oigo tu voz,
te escribo notitas,
y lo mejor de todo,
me respondes.

2 comentarios:

Domadora de Elefantes dijo...

Me encanta tu blog. Y, oye, ¡qué cantidad de famosos tienes ya en tugalería, eh! ;-)
Un beso.

Albar i Coque dijo...

Jaja. Me alegro de que lo visites. Pues me falta por subir la foto que tengo con Aute que es que la tengo en papel. Jaja. Muchos besitos !

Publicar un comentario